Lun. Ene 17th, 2022

La enfermedad tromboembólica venosa es un grave problema de salud pública. Por lo anterior, se han implementado a nivel internacional y nacional procesos intrahospitalarios que tienen como objetivo disminuir tanto su incidencia como su prevalencia, sus complicaciones y su mortalidad. La evaluación del riesgo tromboembólico es fundamental para evaluar a todo aquel paciente que ingresa a los hospitales, ya que a partir de esta evaluación se implementará la mejor conducta tromboprofiláctica, la cual se adecúa al escenario clínico y las características de cada paciente. Un gran número de organizaciones científicas internacionales han desarrollado diferentes guías de práctica clínica en las que se emiten recomendaciones basadas en la evidencia de la conducta a seguir para disminuir el riesgo de que los enfermos desarrollen enfermedad tromboembólica venosa con base en la tromboprofilaxis. En nuestro país la Academia Mexicana de Cirugía, consciente y comprometida con la salud de los mexicanos y tomando en cuenta la problemática que representa la enfermedad tromboembólica venosa, ha trabajado intensamente en conjunto con diversas asociaciones médicas y líderes de opinión para concientizar a los profesionales de la salud de las diferentes áreas del conocimiento médico sobre esta grave enfermedad.

FUENTE: Editorial Springer.

ÚNETE A NUESTROS GRUPOS Y REDES SOCIALES PARA MANTENERTE ACTUALIZADO E INFORMADO EN EL TEMA REFERENTE A SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO.

[bdp_post_slider]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.    Más información
Privacidad