Jue. Ago 18th, 2022

En la segunda entrega de la serie de artículos “Que no te pase a ti” vamos a hablar sobre la sentencia SL019-2020, en la cual una visitadora médica logra demostrar que su enfermedad laboral se debe a la culpa del empleador. Por violación de las normas de seguridad industrial y del programa de salud ocupacional, lo que dio lugar a la pérdida de su capacidad laboral.

Lo cual acarreo para la empresa el pago de una indemnización pago del daño emergente y el lucro cesante calculado en la suma de $1.000.000.000, más los perjuicios fisiológicos y daños morales.

Este caso nos muestra de que esto le puede pasar a cualquiera, no solo a las empresas de alto riesgo y la importancia de tener diseñado un amplio programa de Gestión de la seguridad y salud en el trabajo, de prevención y promoción de accidentes de trabajo y de enfermedades profesionales, que no solo esté en el papel, sino que sea puesto en práctica de manera efectiva. Veamos a continuación algunos aspectos relevantes de la sentencia:

¡TE PUEDE INTERESAR!

Estamos comprometidos con el crecimiento y apoyo a la comunidad de profesionales responsables e implementadores de sistemas de gestión; Te invito a conocer lo que tenemos preparado para ti y que hagas parte de esta comunidad, desarrollada específicamente para profesionales como tú

CREDITOS: ATCAL

ÚNETE A NUESTROS GRUPOS Y REDES SOCIALES PARA MANTENERTE ACTUALIZADO E INFORMADO EN EL TEMA REFERENTE A SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.    Más información
Privacidad