Sáb. Dic 4th, 2021

Se ha demostrado que los tratamientos actuales para la enfermedad de Alzheimer son capaces de «atrasar el reloj» de la pérdida de memoria en unos
6-12 meses (Cummings, 2004). Es decir, aunque la pérdida de memoria no puede detenerse ni revertirse hasta lograr el punto previo al desarrollo de la
enfermedad, los tratamientos actuales son capaces de mejorar la memoria de los pacientes hasta alcanzar el punto en el que se encontraban 6-12 meses
antes. Aunque a algunos les pueda parecer que no merece la pena, creemos que este grado de mejoría puede suponer una diferencia significativa en las
vidas de nuestros pacientes. A los que padecen una pérdida de memoria muy leve les puede capacitar para hacer ese último viaje por Europa, acudir a la
boda de uno de sus nietos y reconocerlo, o acabar de escribir sus memorias.

FUENTE: Editorial Springer.

ÚNETE A NUESTROS GRUPOS Y REDES SOCIALES PARA MANTENERTE ACTUALIZADO E INFORMADO EN EL TEMA REFERENTE A SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO.

[bdp_post_slider]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.    Más información
Privacidad