Sáb. Dic 4th, 2021
La preparación y la respuesta efectiva ante las situaciones de emergencias ha sido una de las máximas prioridades del ACNUR a lo largo de la pasada década. En 1991, durante mi primera misión sobre el terreno como Alta Comisionada, fui testigo del repentino y dramático éxodo de cientos de miles de refugiados kurdos desde sus hogares en Irak a Turquía y a la República Islámica de Irán. Desde entonces, la Oficina ha hecho frente a una larga lista de huidas masivas.
Estas crisis han causado un enorme sufrimiento humano y nuestra Oficina ha sido solicitada en numerosas ocasiones, lo que nos ha incitado a desarrollar un mecanismo de respuesta efectivo y rápido. Hemos establecido una lista rotativa
interna que garantiza el despliegue de los funcionarios del ACNUR en 72 horas.
También se han establecido dispositivos de alerta con agencias externas para una rápida movilización de su personal. Hemos creado y puesto en marcha programas de capacitación de funcionarios, así como instrumentos de gestión específicos que permiten mantenernos preparados para responder rápida y eficazmente a las situaciones de emergencia. Para hacer frente a las necesidades humanitarias urgentes, se ha creado una reserva centralizada de equipo y suministro, que incluye paquetes gubernamentales de ayuda humanitaria.

ÚNETE A NUESTROS GRUPOS Y REDES SOCIALES PARA MANTENERTE ACTUALIZADO E INFORMADO EN EL TEMA REFERENTE A SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.    Más información
Privacidad