Mar. Ene 18th, 2022

La evaluación de la calidad y síntesis de la evidencia, para las preguntas que lo requerían, se ha
realizado siguiendo la metodología del grupo GRADE.
Se consideraron los siguientes factores que pueden modificar la confianza en los resultados
disponibles en la literatura científica: riesgo de sesgo, consistencia entre los resultados de
diferentes estudios, la disponibilidad de evidencia directa, previsión de los estimadores del efecto
y el sesgo de publicación.
Además, también se valoran los siguientes factores que podrían aumentar la calidad de la
evidencia: tamaño del efecto, relación dosis–respuesta e impacto en los resultados de los
factores de confusión.
Todo el proceso de evaluación permitió clasificar la calidad de la evidencia para cada desenlace
en cuatro categorías: alta, moderada, baja, o muy baja. Ante la disponibilidad de ensayos clínicos
se considera que la calidad de la evidencia inicial es alta, que puede disminuir ante la presencia
de los factores mencionados anteriormente. Cuando se dispone de estudios observacionales, la
calidad de la evidencia inicial es baja y, en ausencia de limitaciones relevantes, se podría
considerar aumentar la calidad de la evidencia, de acuerdo a los factores que se han comentado.

ÚNETE A NUESTROS GRUPOS Y REDES SOCIALES PARA MANTENERTE ACTUALIZADO E INFORMADO EN EL TEMA REFERENTE A SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.    Más información
Privacidad