Vie. Dic 3rd, 2021
Un científico trabaja en un laboratorio de Tailandia que colabora con la OMS. (Foto de archivo)

Fuente: https://news.un.org/

El Diestro – Diario referente de la derecha española

ÚNETE A NUESTROS GRUPOS Y REDES

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó este miércoles que los medicamentos artesunato, imatinib e infliximab se empezarán a probar en pacientes con COVID-19 hospitalizados en 52 países.

Los datos de la agencia de la ONU indican que en la última semana se documentaron más de 203 millones de casos, con lo que el mundo rebasó la marca de los 200 millones de personas infectadas apenas seis meses después de que los enfermos de COVID-19 superaran los 100 millones.

La fase final de estas pruebas clínicas se inscribe en el ensayo Solidaridad sobre tratamientos contra el COVID-19 y darán inicio en dos hospitales universitarios.Pacientes recibiendo tratamiento en el centro de atención COVID-19 en la Villa de los Juegos de la Commonwealth en Nueva Delhi, India.UNICEF/Amarjeet SinghPacientes recibiendo tratamiento en el centro de atención COVID-19 en la Villa de los Juegos de la Commonwealth en Nueva Delhi, India.

Necesitamos más herramientas

En una conferencia de prensa en Ginebra, el director general de la OMS subrayó la necesidad crítica de encontrar terapias más efectivas y accesibles contra la enfermedad producida por el coronavirus y subrayó que el objetivo de las terapias con los tres fármacos en cuestión es reducir el riesgo de muerte en los enfermos de COVID-19.

“Contamos ya con muchas herramientas para prevenir, probar y tratar el COVID-19, incluidos el oxígeno, la dexametasona y los bloqueadores de IL-6. Pero necesitamos más, para los pacientes en todos los extremos del espectro clínico, desde la enfermedad leve hasta la grave. Y necesitamos trabajadores de la salud que estén capacitados para usarlas en un ambiente seguro”, dijo el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Señaló que un panel independiente de científicos seleccionó esos medicamentos por su potencial para reducir el riesgo de muerte en personas hospitalizadas por COVID-19.

¿Para qué se utilizan actualmente los medicamentos?

La agencia de salud detalló que el artesunato es un medicamento para la malaria grave; que el imatinib se usa para ciertos tipos de cáncer, como la leucemia; y el infliximab se utiliza para tratar la enfermedad de Crohn, la artritis reumatoide y otros padecimientos del sistema inmunológico.

Las farmaceúticas Ipca, Novartis y Johnson & Johnson donaron los medicamentos para el ensayo.

El ensayo clínico Solidaridad constituye la mayor colaboración mundial entre los 194 Estados Miembros de la OMS. En él participan miles de investigadores de más de 600 hospitales.

El año pasado se evaluaron cuatro fármacos durante el ensayo inicial de Solidaridad. Los resultados entonces mostraron que el remdesivir, la hidroxicloroquina, el lopinavir y el interferón tenían poco o ningún efecto en los pacientes hospitalizados con COVID-19.

Finlandia y Honduras son dos de los 52 países participantes en los ensayos actuales de Solidaridad.

Hanna Sarkkinen, Ministra de Salud del país, aseguró que los ensayos clínicos tienen un gran potencial para salvar vidas.

“Pese a que hay unos 3000 estudios clínicos sobre el COVID-19, la mayoría de ellos no abarcan son lo suficientemente grandes como para para proporcionar información significativa. Necesitamos ensayos clínicos que permitan brindar mejores tratamientos para los pacientes con esa afección”, apuntó.Trabajadores de salud en un pabellón temporal de emergencia de pacientes de COVID-19 en Nueva Delhi, India.© UNICEF/Amarjeet SinghTrabajadores de salud en un pabellón temporal de emergencia de pacientes de COVID-19 en Nueva Delhi, India.

Trabajo en equipo

Por su parte, el profesor de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras e investigador jefe de Solidaridad en ese país, Marco Medina, consideró que ese programa de ensayos clínicos ha evidenciado que el trabajo de equipo es muy efectivo.

“Este tipo de proyecto puede ser un primer paso para establecer otras iniciativas para lidiar con el COVID-19, que en estos momentos es el principal problema sanitario del mundo, pero en el futuro cercano, podemos trabajar juntos para evaluar y enfrentar otros desafíos globales”, puntualizó el científico.

Medina consideró que COVAX es otra muestra crucial de la labor de equipo e instó a todos los países a luchar juntos también contra la desinformación y las noticias falsas sobre el COVID-19, que en muchos lugares impiden que avance la cobertura de vacunación y promueven la desobediencia de las medidas de salud pública.

 

La OMS frena el genocidio de las vacunas experimentales

Artículo escrito por Javier Marzal

El 11 de agosto de 2021, la ONU ha anunciado que “La OMS prueba tres nuevos medicamentos para tratar el COVID-19”. En la noticia se informa que: “En una conferencia de prensa en Ginebra, el director general de la OMS subrayó la necesidad crítica de encontrar terapias más efectivas y accesibles contra la enfermedad producida por el coronavirus”. De esta forma reconoció que las vacunas experimentales no son la solución.

Desde el principio, numerosos científicos y sanitarios han cuestionado la estrategia de vacunación. El eminente virólogo belga Geert Vanden Bossche, considera que “cancelar las vacunaciones masivas debería convertirse ahora en la emergencia sanitaria de interés internacional”, añadiendo que “en primero de vacunas”, se aprende que: Nunca se ha hecho una vacunación masiva en plena pandemia porque “no se debe usar una vacuna profiláctica en poblaciones expuestas a una alta presión infecciosa” y “La vacuna inhibe el sistema inmunológico, mientras genera supercepas mortales”, es probable que la variante delta se haya creado como reacción a las vacunas y vendrían otras más infecciosas y mortales. Esta información ha sido publicada en el libro “Yo no me vacunaré”, de Emilio de Diego, que es la referencia sobre el coronavirus y las vacunas.

En España, según el Ministerio de Sanidad hasta el 11 de julio de 2021, las vacunas experimentales habían matado a 254 personas. El 12 de agosto no había información más actualizada. En el Reino Unido, estaban vacunados el 65% de los fallecidos desde febrero hasta el 2 de agosto. En Israel, país con mayor porcentaje de vacunados, el 95% de los pacientes graves están vacunados. Estos datos los ha publicado el articulista Luys Coleto, que es una referencia esencial sobre el coronavirus y las vacunas experimentales.

Numerosos científicos y sanitarios ya han advertido que en octubre aumentarían, alarmantemente, los vacunados fallecidos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), mintió cuando dijo que el nuevo coronavirus era un patógeno respiratorio, cuando era inflamatorio. Mintió para recomendar protocolos sanitarios que han causado numerosas muertes innecesarias, hasta que Italia desoyendo sus recomendaciones hizo autopsias y comprobó que los protocolos sanitarios eran erróneos y mortales. La vacunación masiva ha sido otra recomendación mortal de la OMS para potenciar la pandemia, con potencial de extinguir la raza humana.

En la noticia del 11 de agosto se anuncia que los tres fármacos “buscan reducir el riesgo de muerte, se encuentran en la fase final de ensayos clínicos” y se “espera los resultados para fines de septiembre”. Los medicamentos en cuestión son los siguientes: artesunato, imatinib e infliximab. Los tres han sido seleccionados por “un panel independiente de científicos” “por su potencial para reducir el riesgo de muerte en personas hospitalizadas por COVID-19”. Este cambio estratégico supone el reconocimiento oficial de que la estrategia de vacunación no ha funcionado ni funcionará.

El artesunato (Ipca) se utiliza contra el paludismo grave y formaba parte de la lista de medicamentos esenciales de octubre de 2013 y del tratamiento de la malaria de 2010, ambos de la OMS.

El  imatinib (Novartis) se utiliza para el tratamiento de ciertos tipos de cáncer, como la leucemia, desde mayo de 2001.

El infliximab (Johnson & Johnson) se utiliza para la artritis reumatoide y enfermedades autoinmunes, como el Crohn. Fue aprobado su uso en Estados Unidos en 1998 y el año siguiente en la Unión Europea.

Los tres fabricantes han donado los medicamentos necesarios para realizar las pruebas que se iniciarán en dos hospitales universitarios. En la noticia también se dice: “El ensayo clínico Solidaridad constituye la mayor colaboración mundial entre los 194 Estados Miembros de la OMS. En él participan miles de investigadores de más de 600 hospìtales”.

En la noticia de la OMS se dice que “El año pasado se evaluaron cuatro fármacos” y que “los resultados entonces mostraron que el remdesivir, la hidroxiclorina, el lopinavir y el interferón tenían poco o ningún efecto en los pacientes hospitalizados con COVID-19”; sin embargo, estudios serios e independientes afirman lo contrario y están documentadas las vidas que han salvado. La OMS falseó las evaluaciones porque le interesaban las vacunas y aumentar su poder, como expliqué en otro artículo basado en otra noticia de la ONU.

Resulta llamativo que se anuncie en agosto, cuando la gente está de vacaciones y se ha intensificado la vacunación masiva, que se diga que se esperan los resultados a finales de septiembre, justo antes de la esperada masacre de octubre de los “timovacunados”, como los denomina Enrique de Diego. ¿Por qué la OMS no ha realizado estas valoraciones antes?

La Asociación Liberum ha denunciado por genocidio a varias autoridades internacionales, al Gobierno y a algunas de sus autoridades sanitarias. Liberum ha conseguido suspender judicialmente la vacunación masiva y el propio Enrique de Diego lo está haciendo en la Comunidad de Valencia, con la colaboración de la Asociación ANVIPED.

Muchos estamos realmente preocupados con la situación, porque demasiados expertos han explicado cómo las cosas irían a peor con las vacunas experimentales y las nuevas variantes que éstas están creando.

Confío que se detengan las vacunaciones y, como con cualquier enfermedad, los medicamentos resuelvan los problemas agudos, aunque confío mucho más en mi sistema inmunológico que en el Gobierno, en los científicos y en los sanitarios institucionalizados, que en los medicamentos y no me he timovacunado ni me timovacunaré para no formar parte de este genocidio.

Lo más sorprendente consiste en que la mayoría de la población no cree en las instituciones (no nos representan), pero han dejado que les engañaran con el coronavirus, la pandemia, etc., y van a timovacunarse poniendo su vida en manos de la metamafia institucional.

NOTA ACLARATORIA DE LIBERUM ASOCIACIÓN SOBRE ESTE ARTÍCULO:

Contactamos con ustedes, pues hemos leído una noticia, donde dice “ Liberum ha conseguido parar la vacunación masiva”, no es cierto, lo tenemos solicitado pero aún no nos han ni siquiera contestado.

También es cierta la denuncia a la Corte Penal Internacional de La Haya, seguimos a la espera.

Lo que conseguimos suspender gracias a nuestros recursos, fue el pasaporte covid en Canarias, Melilla, y Galicia, además de influir en la decisión del TSA a la hora de denegar la ratificación que solicitó el gobierno andaluz.

Así como en Asturias, presentamos recurso ante el contencioso-administrativo contra el Gobierno de Asturias, por utilizar la ley 3/ 1986, como instrumento para recortar Derechos y Libertades Fundamentales, pues esa ley en cuestión, no fue hecha para eso. Ahí sí pedimos cautelarísimas, y nos las han admitido a trámite, aún no concedidas, contamos que a mediados de la próxima semana, se concrete la cuestión. De conseguir las cautelarísimas, sería un jarro de agua fría para el gobierno asturiano, pues se quedarían sin “ley” para legislar en este asunto de la pandemia, además podría abrir la puerta al resto de Comunidades Autónomas, pues usan la misma “ley” en cuestión.

En estos momentos estamos preparando recurso para presentar en Cantabria por el pasaporte covid, pues aunque está suspendido de momento, es por otras cuestiones de forma, no por considerarlo ilegal, y entendiendo que no debemos esperar a que cambie el panorama, vamos a recurrir la norma completa. Así mismo, también se está preparando un recurso para presentar en el País Vasco, para recurrir otra norma completa, y pendiente de la Comunidad Valenciana, ante lo que puedan presentar la próxima semana.

¿Qué hay de cierto en las afirmaciones del virólogo Vanden Bossche sobre las vacunas COVID19?

El virólogo Geert Vanden Bossche ha criticado abiertamente la estrategia de vacunación de la COVID19 en todo el mundo. Este científico ha rechazado la efectividad de las vacunas actuales y promovido el uso de vacunas basadas en células NK. El profesor Alfredo Corell, inmunólogo y vicerrector de la Universidad de Valladolid, habla con Carlos Mateos, coordinador de #SaludsinBulos, sobre la trayectoria de Vanden Bossche y la veracidad de sus afirmaciones y predicciones.

SOCIALES PARA MANTENERTE ACTUALIZADO E INFORMADO EN EL TEMA REFERENTE A SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO.

Fuente: https://news.un.org/

El Diestro – Diario referente de la derecha española

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.    Más información
Privacidad