El profesor de Psicología estadounidense, Gary Marcus, fue tildado de “loco” por varias personas cuando escribió un artículo hace seis meses para la revista Wired, en el que planteó la posibilidad de que un chatbot lastimara a alguien tan profundamente, que esa persona se viera “impulsada a terminar con su vida”.

“En 2023 podríamos ver nuestro primer asesinato por un chatbot”, escribió, en medio de la fiebre mundial por la interacción con los chats de inteligencia artificial.

Su predicción se cumplió en marzo del presente año, en Bélgica, donde un internauta que chateaba con frecuencia con un chatbot llamado Eliza, de la empresa Chai, se quitó la vida.

De acuerdo con un reportaje de la BBC, “la esposa del hombre sostiene que el contacto con el programa lo llevó a quitarse la vida, y para el gobierno belga el caso es ‘un precedente que debe tomarse en serio’”.

En ese momento, el mundo de la tecnología comenzó a mirar con otros ojos a Marcus, de 53 años de edad y cuyos estudios de Psicología están enfocados en el lenguaje y las características de la mente.

Sus opiniones fueron recopiladas por la BBC en el artículo titulado “El profesor que fue llamado loco y alarmista por sus advertencias sobre la inteligencia artificial y que ha acertado en sus predicciones”.

Image
ai generated, woman, model-7997638.jpg

Scroll to Top
Scroll to Top