Mar. Sep 27th, 2022
🚬

El consumo de tabaco y la exposición al humo de tabaco ocasionan graves consecuencias en la salud, en la economía, el ambiente y a la sociedad. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS-2011), aproximadamente 7 millones de personas mueren al año por enfermedades asociadas al consumo, y más de 890.000 personas no fumadoras están expuestas a humo de tabaco. Las muertes atribuidas a este factor se relacionan principalmente con el cáncer, las enfermedades respiratorias, las enfermedades cardiovasculares, el deterioro de la salud mental global y el incremento en el uso de otras drogas, entre otras. Su consumo está creciendo en forma constante, sobre todo entre la población adolescente. En Colombia, según el Estudio Nacional sobre Consumo de Sustancias Psicoactivas la prevalencia de tabaquismo viene en descenso pasando del 12,9% (2013) al 9.7% (2019). La carga de enfermedad atribuible al tabaquismo aún ocasiona un número importante de muertes y elevados costos al sistema de salud para atender a las personas con enfermedades provocadas por el consumo o exposición al tabaco siendo esto algo prevenible. Adicionalmente, la dependencia que provoca el consumo de tabaco, requiere la aplicación de intervenciones que conducen a promover el abandono del consumo y tratar la dependencia a esta sustancia. Lo anterior, lleva a que todas las personas que consumen tabaco y sus derivados tengan derecho de recibir información acerca de los efectos nocivos, los beneficios de dejar este hábito y ser atendidos para tratar su adicción. Para la mayoría de los consumidores de tabaco, el conocimiento de estos efectos es un elemento determinante en la motivación para dejar el consumo, siendo importante que la población y las instancias gubernamentales del nivel nacional y local, lo comprendan para que se implementen dichas intervenciones. La implementación de estas intervenciones complementa las acciones que desarrolla el Estado desarrolla para controlar el tabaquismo en Colombia, esto acorde a lo definido por la Ley 1109 de 2006, la Ley 1335 de 2009 y las Políticas de Salud Pública vigentes. La evidencia científica reconoce la costo-eficacia de las intervenciones breves contra el tabaquismo, sin embargo, más del 50% de los prestadores de atención primaria, sobre todo aquellos de los de países de ingresos bajos y medianos, no ofrecen estas intervenciones de manera sistemática, lo cual constituye uno de los principales obstáculos para ofrecer ayuda a los consumidores de tabaco.

minsalud.gov.co

Quienes desean descargar el formato pueden dar clic a la imagen de PDF

pdf
,

CREDITOS INTERNET

ÚNETE A NUESTROS GRUPOS Y REDES SOCIALES PARA MANTENERTE ACTUALIZADO E INFORMADO EN EL TEMA REFERENTE A SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.